Follow by Email

martes, 1 de enero de 2013

EL VAQUERO SEVILLANO (The lucky horseshoe, USA 1925)


El cowboy que soñó ser Don Juan Tenorio

Entre 1909 y 1935 el legendario actor Tom Mix llegó a rodar más de 250 títulos. La mayor parte de ellos a lomos de su magnífico caballo Tony (en nuestro país fue bautizado como Malacara). Producciones que en general tuvieron en el viejo oeste su principal sustento argumental y escénico. Tom Mix fue al western lo que Chaplin a la comedia, un icono imborrable del cine de caballistas.

Sin embargo la aceptación popular de este tipo de cintas no se vio refrendada proporcionalmente en su vertiente propagandística. El cine de caballistas de los años veinte era un cine clasificado por las propias productoras y distribuidoras como de segunda división. Aplaudido y con gran poder de convocatoria, pero de segunda clase; hasta tal punto que, salvo contadas excepciones, estas producciones eran programadas como relleno o complemento de la cinta principal. 

De las decenas de películas de Tom Mix estrenadas en España en la década de los veinte, solo dos o tres fueron acompañadas de su correspondiente programa de mano o cartel; dicho esto con todas las reservas que merece un periodo tan obscurantista en términos propagandísticos como es hoy el del cine mudo. 

La presencia de Tom Mix en nuestro país se extendió por todo tipo de soportes:
folletines, cromos, novelas, etc.
Aquí pueden ver un anuncio de 1921 aparecido en Cine Revista


La primera película con honores de estreno fue The Lucky Horseshoe --que traducida literalmente al castellano venía a ser algo así como Las herraduras afortunadas--. Sin embargo aquí fue traducida como El Vaquero Sevillano (USA, 1925), quizás porque esa promesa de ver a un “héroe de la pradera” lucir palmito en Sevilla, tal si fuera un señorito de la feria de abril, tenía su curiosidad. O al menos eso debieron pensar los responsables de Fox Film en España.


The lucky horseshoe (1925)
Cartel USA, creación de Usabal, con una herradura 
embutida de féminas luciendo españolidad


No tenemos noticias del cartel, pero si de otros medios promocionales, como fue el delicioso programa formato doble --incluso tuvo una variedad troquelada-- que figura al pié del este texto y cuya publicidad rezaba así: Un cowboy del oeste en la vieja España.

Supongo yo que a esas alturas del cine (1926) los espectadores debían saber que un cowboy sólo podía proceder del oeste americano, pero Fox prefirió dejar clarito el origen, que no quedara duda alguna de que se trataba de un verdadero caballista paseando sus posaderas por España. También podía leerse: No deje de ver al célebre y simpático Tom Mix encarnando la figura legendaria y romántica de DON JUAN TENORIO, el famoso burlador de Sevilla.

¿Se trataba pues de un película del oeste? ¿Era una historia de amoríos? Pues, al parecer, los dos cosas. El argumento, impreso en el dorso del programa, lo aclaraba todo. Tom Mix interpretaba a un tímido capataz de rancho que un día sueña que es el mismísimo Don Juan Tenorio en su vertiente más burlesca y conquistadora. En Sevilla, claro. Sólo un sueño, pero cuando Tom despierta de él, ya es otro hombre, resuelto y capaz de conquistar a la mujer que se le ponga por delante, que no es otra que la bella Leonor, la dueña del rancho donde trabaja.

Tom Mix no estuvo en Sevilla, ni siquiera en España. La ciudad hispalense de sus sueños donjuanescos fue recreada en los estudios de Hollywood con preciosos decorados. Según las revistas de la época, la productora apostó por un ambiente lo más fidedigno posible a los tiempos del Tenorio, a la Sevilla de la época. Para ello recurrió al pintor e ilustrador valenciano Luís Usabal –que por ese tiempo trabajaba en el departamento de publicidad de la compañía—, quien plasmó los bocetos de vestuario y escenografía.

En este mismo blog pueden ver alguno de los trabajo de ilustración de Usabal para los catálogos Fox Film en la década de los veinte: 

http://pacobaenacine.blogspot.com.es/2012/01/usabal-un-valenciano-en-hollywood.html  

El Vaquero Sevillano tuvo una gran acogida en nuestro país. A los ingredientes comentados, la cinta añadía también el atractivo de admirar a Billie Dove, una de las afamadas bailarinas del famoso music-hall Ziegfeld Follies.  



EL VAQUERO SEVILLANO
The Lucky Horseshoe (USA, 1925)
Programa díptico del estreno en España