Follow by Email

martes, 8 de enero de 2013

ALEJANDRO PÉREZ LUGÍN


Alejandro Pérez Lugín (Madrid, 1870 – La Coruña, 1926). Periodista y escritor, con obras como La Casa de la Troya y Currito de la Cruz, entre otras, fue uno de los ilustres pioneros e impulsores de la industria cinematográfica nacional en tiempos del cine mudo; industria que por ese tiempo andaba algo parca de ideas y brío emprendedor. 

El éxito cosechado por sus novelas propició la adaptación a la pantalla de dos de ellas, haciéndose cargo él mismo de su realización. Para ello creo su propia productora, Troya Film, en un intento de controlar hasta el más mínimo detalle.

Troya Film no tuvo sin embargo gran recorrido, pues tan sólo alcanzó producir tres títulos. Dos de ellos, como decíamos, de propia cosecha guionística, La Casa de la Troya (1924) y Currito de la Cruz (1925) y otro perteneciente a una obra de Santiago Rusiñol titulada L’auca del senyor Esteve, aunque este último título fue producido en 1929, cuando se cumplían tres años de la muerte de Alejandro Pérez Lugín.

L'AUCA DEL SENYOR ESTEVE (1929)
Programa de mano troquelado y articulado


La desaparición de Pérez Lugin enlutó a las gentes del mundo de las artes, sucediéndose las loas al literato y al director de escena. Tan sólo había necesitado dos películas para ser reconocido como uno de los grandes abanderados de la cinematografía nacional. La prensa de aquellos días escribía cosas como estas… “Sus energías e inquietudes le llevaron en el que ha sido crepúsculo de su vida a aportar sus conocimientos al campo de la cinematografía nacional, fundando la casa editora Troya Film, la que bajo su dirección filmó sus novelas La Casa de la Troya y Currito de la Cruz.

La acogida entusiasta de los públicos de España y de la América latina ha influido de una manera decisiva en el resurgimiento actual de la producción nacional.

Con la adaptación a la pantalla de su obra La Casa de Troya, Pérez Lugín logró saturar el ambiente editorial de un franco optimismo, pues el éxito moral y material logrado por esta película hizo concebir las más halagüeñas esperanzas y la alentadora confianza en un brillante porvenir de la producción nacional”. Alabanzas ciertamente almibaradas, como solía ser habitual en los cronistas de esos años.

El programa de mano de La Casa de la Troya tampoco se quedó corto en alabanzas: “Puede decirse sin la menor exageración que es la primera película verdaderamente española, honra de la cinematografía nacional. Español el asunto; españoles los intérpretes y los operadores; español el maravilloso fondo, en donde se han juntado todos los encantos, las maravillas todas de tierra, mar y cielo”.  

Alejandro Pérez Lugín y sus dos obras mencionadas han estado presentes en nuestro cine durante décadas. Currito de la Cruz fue llevada de nuevo a las pantallas en 1936, 1948 y 1965, de la mano de Fernando Delgado, Luís Lucía y Rafael Gil, respectivamente. Y lo mismo sucedió con La Casa de la Troya en los años 1936, 1947 y 1959, versiones dirigidas por Juan Vilá Vilamala, Carlos Orellana y Rafael Gil.  

Vaya desde aquí nuestro pequeño homenaje. 




LA CASA DE LA TROYA (1924)
Programa doble del estreno
Portada e interior





CURRITO DE LA CRUZ (1925)
 Cartel del estreno 
Creación de Juan Miguel





CURRITO DE LA CRUZ (1936)
 Pasquín del estreno 
Creación de Renau






CURRITO DE LA CRUZ (1948)
 Guía del estreno 





 LA CASA DE LA TROYA (1959)
Cartel del estreno
Creación de Jano 






4 comentarios:

  1. Pérez Lugín estuvo, como sabes, querido Paco Baena, muy vinculado a la ciudad de Sevilla que lo adoptó oficialmente. Y fue el autor de una novela origen de tres versiones cinematográficas, me refiero a "La Virgen del Rocío ya entró en Triana", nunca interpretada por una artista trianera (Colomé, Gracia, Rico, Marujita, Marifé, Mikaela, etc.). Toda una curiosa historia.
    La obra fue rematada, tras la muerte del autor que la dejó inconclusa, por el escritor sevillano José Andrés Vázquez. Todo lo añado como simple comentario, Paco, porque sé que queda al margen del argumento de esta entrada tan interesante como todas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué lujo tenerte ahí, querido Ángel. Muchas gracias por enriquecer de manera tan especial esta entrada. Un abrazo.

      Eliminar
  2. Buenas noches, Paco Baena:
    Te dejo el enlace de la entrada de Toros que hice en mi blog, dedicada a la película adaptación de la obra de Pérez Lugín
    Currito de la Cruz

    Saludos.



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por el enlace, Penélope; ya he visitado esa página tan torera en tu blog. Yo también tengo pendiente una entrada dedicada al cartel de cine taurino.
      Saludos.

      Por cierto, ¿Gelu es tu apellido? Me recuerda a una de mis cantantes favoritas de mis años jóvenes, granadina como yo.

      Eliminar